Portaviático o relicario de la Cruz de Jerusalén para llevar con seguridad las hostias consagradas a aquellos que no pueden asistir a la Misa. Esto proporciona un vínculo importante y les permite participar en una parte fundamental de ser católicos cuando no pueden asistir a la ceremonia sagrada.

 

Este portaviático acabado dorado y tapa de epoxi le recordará tanto al Ministro Eucarístico como a la persona que recibe la Eucaristía el sacrificio máximo que Jesús hizo por todos nosotros. Tiene capacidad para 10 hostias.

 

Tamaño: 2-1⁄4 "de diámetro x 3⁄4" de profundidad

Portaviático Cruz de Jerusalén

Q90,00Precio